Contratos a medida en la CFE


2018-09-12  | 
|  Compartir en:

*Este reportaje es un adelanto del nuevo sistema de evaluación de contratos de PODER. Próximamente TodosLosContratos.mx

Tres empresas de uniformes ligadas entre sí han sido recurrentes beneficiadas con 97 millones de pesos por la Comisión Federal de Electricidad (CFE), que les adjudicó directamente o en invitación a cuando menos tres participantes, 102 contratos por la venta de uniformes entre 2011 y 2017. Se trata de Grupo Oficial, Comercializadora Hagre y Maxi Uniformes. Las dos primeras de la acaudalada familia tapatía Hawa Gresati, y la tercera de socios que no figuran públicamente, pero la empresa sí tiene un acuerdo de compatibilidad de marcas con los empresarios Hawa y se prestan direcciones sin justificación alguna.

Distintas irregularidades hacen de la venta de uniformes un negocio que pareciera estar hecho a la medida para los hermanos Hawa Gresati, los posibles beneficiarios reales de esta red de empresas. El andamiaje es complejo de rastrear pero simple de explicar: marcas que se comparten sin ser socios, direcciones que se repiten y representantes legales que aparecen en las distintas empresas.

Varias unidades compradoras de la CFE comparten su favoritismo por estas tres empresas, a pesar de que muchas veces no dependen de la misma región,y no tendrían que elegir necesariamente a las mismas participantes cada vez. Ninguna de las tres beneficiadas aparece en el Registro Único de Proveedores de Compranet.

Los Hawa Gresati nunca pierden

Gabriel y Miguel Hawa Gresati, hermanos y dueños de Grupo Oficial y Comercializadora Hagre, y con vínculos con Maxi Uniformes, han creado un esquema en el que cuando una empresa empieza a perder contratos, la otra se posiciona como la proveedora favorita de la CFE.

Durante cuatro años, Maxi Uniformes y Grupo Oficial fueron las constantes en la adjudicación de contratos de la CFE. En 2015 Maxi Uniformes cae considerablemente en la cantidad de contratos adjudicados, mientras que Grupo Oficial registra su última venta con la CFE en enero de ese año. Once meses después, Comercializadora Hagre, S.A. de C.V., la otra empresa de los Hawa Gresati, empieza sus años de gloria, y hasta julio de 2017 logró hacerse de 33 millones de pesos a través de 29 contratos con la CFE, 75% de ellos en invitación a cuando menos tres.

Grupo Oficial, S.A. de C.V., fundada en 2007 por los Hawa Gresati, ganó 18 millones de pesos con 15 contratos para la venta de uniformes para la CFE entre 2015 y 2017. 13 de sus contratos les fueron dados en invitación a cuando menos tres empresas y dos en adjudicación directa. El 29 de enero de 2015 Grupo Oficial ganó su último contrato y en diciembre Comercializadora Hagre tuvo su primer contrato por 1.8 millones de pesos, según datos arrojados por QuienEsQuien.Wiki.

Por su parte, Maxi Uniformes, S.A. de C.V., fundada en 2006 por dos socios que aparentemente no tienen ninguna relación con los Hawa Gresati, se mantuvo ganando 58 contratos con la CFE por un total de 46 millones de pesos entre 2011 y 2017; sin embargo, ese último año sólo tuvo un contrato por 520 mil pesos, coincide con el mismo periodo en que Comercializadora Hagre se convierte en la reina de los uniformes. 44 del total de sus contratos fueron adjudicaciones directas.

Los precios con los que participan estas empresas en las contrataciones oscilan entre 300 y 500 pesos, por camisas, camisolas, pantalones de trabajo y generalmente incluye los logos de la CFE y del Sindicato Único de Trabajadores Electricistas de la República Mexicana (SUTERM). Los volúmenes a veces pueden superar las 5,000 piezas1. En una búsqueda en QuienEsQuien.Wiki, se puede encontrar que hay otras empresas, con pocos contratos con la administración pública, que venden sus productos con características similares, entre 200 y 300 pesos cada pieza2.

Relación entre empresas

“Todo está arreglado y lo maquillan con invitación a cuando menos 3 personas. Las empresas están puestas de acuerdo, pero claro, como no tienen el mismo representante legal pues es imposible darse cuenta. Con que compartan el mismo objeto o rubro, que en el caso de uniformes es textiles o maquileras. Cuando reviso convocatorias y licitaciones en Compranet, he notado que desde hace 6 o 7 años muchas de la CFE son por invitación o por adjudicación directa”, dijo la representante de una comercializadora en la Ciudad de México que pidió anonimato en entrevista para PODER.

Maxi Uniformes y los Hawa Gresati no son ajenos entre ellos. Si bien los hermanos oriundos de Guadalajara, Jalisco, no son fundadores de esa empresa, Miguel Hawa sí aparece como representante legal de Maxi Uniformes en una demanda en materia laboral interpuesta por Olga Elizabeth Parra Lerma en contra de la firma. En su historial en el registro mercantil, Maxi Uniformes nunca reportó a Miguel Hawa Gresati como su representante, aunque así figura en el documento al que accedió PODER.

Maxi Uniformes también mantiene desde 2010 un acuerdo comercial con los hermanos. Dicho convenio le da permiso de usar por cinco años las marcas de los Hawa Gresati: Alfa Uniformes, Big Lemon y Linea Banana Jeans.

Las licitaciones de la CFE no requieren que se indique la marca, por lo tanto cuando Maxi Uniformes gana, es imposible saber si indirectamente los Hawa Gresati, quienes podrían ser considerados los beneficiarios reales de todo este esquema, se están viendo favorecidos por ese acuerdo comercial.

En una licitación de abril de 2012 en la que concursan Grupo Oficial y Maxi Uniformes, la segunda usa como correo electrónico informes@alfauniformes.com. En otra adjudicación directa en 2014, la empresa usa una hoja membretada de Alfa Uniformes para acreditar su personalidad jurídica3. Sin embargo, el acuerdo comercial con los Hawa Gresati se celebró bajo el rubro 25 de la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (WIPO, por sus siglas en inglés), mismo que no contempla la prestación de direcciones físicas ni digitales4.

Acuerdos entre marcas

El correo electrónico no es lo único que comparten los Hawa Gresati y sus empresas con Maxi Uniformes. En 2006, los Hawa Gresati hicieron un cambio de dirección de su marca Alfa Uniformes ante el Instituto Mexicano de la Propiedad Intelectual (IMPI). La marca pasó de la calle Jade 1271 a la calle Prolongación Milo 3637, colonia La Nogalera, Guadalajara, Jalisco. Ninguna de las dos ubicaciones existen en el registro de la propiedad de Guadalajara, Jalisco, según solicitudes hechas por PODER5.

De hecho, varias de las direcciones que aparecen en los contratos y en los registros mercantiles de Grupo Oficial, Maxi Uniformes y Comercializadora Hagre, y en los registros de marca de Alfa Uniformes y Big Lemon, no están registradas.

La dirección de Prolongación Milo 3637 es relevante porque ha sido utilizada por los Hawa Gresati como vivienda personal y también por Maxi Uniformes como domicilio fiscal para obtener contratos. En un recorrido se pudo observar que ya ni siquiera es un local comercial, está en renta y luce totalmente desalojado, incluso con cadenas y candados alrededor.

Para 2010, cuando los hermanos firman el contrato comercial para prestar su marca6, Maxi Uniformes declara que su dirección es la de Prolongación Milo 3637, mientras que los Hawa Gresati usan como domicilio personal la calle Pedro Moreno 77, misma que aparece como vivienda de Miguel Hawa en el registro mercantil de Grupo Oficial.

Maxi Uniformes, con folio mercantil 29737, fue fundada por José Alberto Durán Ramos y José Miguel Carrillo García, quienes indicaron como domicilio Eucalipto #2274, colonia Del Fresno en Guadalajara7. En una visita a la casa ubicada en dicha colonia popular, la señora que abrió indicó que ahí no vivía nadie con esos nombres. Esta propiedad tampoco existe en el registro público. Según un recibo de luz al que PODER tuvo acceso, el propietario de la finca está identificado como Vicente Villalobos.

Big Lemon es una de las marcas de los Hawa Gresati, y en su web indica como dirección la de Av. Hidalgo 2163, Col. Ladrón de Guevara, en Guadalajara8. Esta ubicación, además de no figurar en el registro público, no es más que un aparador de dos metros dentro de una purificadora de agua. Lejos está de ser una fábrica textil. Los empleados de la purificadora comentaron a los reporteros que pocas veces los visita alguien de Big Lemon.

En Jalisco ganan sin participar

A la par que los Hawa Gresati operaban vendiendo uniformes para la CFE a través de diferentes empresas y marcas aparentemente no relacionadas entre sí, en Jalisco también incrementaron su facturación. En ese estado sumaron más de 25 millones de pesos a través de 35 contratos por la venta de uniformes principalmente a la Fiscalía General del Estado entre 2006 y 2016.

En Jalisco, a las ya reportadas irregularidades sobre las adjudicaciones directas y las direcciones repetidas, se suma la de otorgamiento de contratos para las empresas ligadas a los Hawa Gresati a través de licitaciones en las que no participaron.

En 2016, la Secretaría de Desarrollo Rural de Jalisco invitó a nueve empresas a participar en una licitación para vender ropa de trabajo. Maxi Uniformes no era una de las invitadas que aparecen en el folio de contratación 09/0027-00. Sin embargo, el 23 de septiembre de ese mismo año, la Secretaría otorgó un contrato por más de 15 mil pesos a Maxi Uniformes bajo ese mismo folio de contratación, por 31 camisas de mezclilla de manga larga y 25 de manga corta.

Las irregularidades con las direcciones también se repiten en Jalisco. En algunos contratos otorgados a las empresas, Prolongación Milo vuelve a aparecer, relacionada tanto a Alfa Uniformes, como a Maxi Uniformes. Dicha dirección está registrada como sede de la marca y de la empresa en el Gobierno de Jalisco, en el Gobierno Municipal de Zapopan y en el Sistema Intermunicipal de los Servicios de Agua Potable y Alcantarillado de la Zona metropolitana de Guadalajara (SIAPA).

Entre 2010 y 2015 fue el periodo en el que Comercializadora Hagre, Grupo Oficial y Maxi Uniformes obtuvieron más contratos. Fueron entregados durante la transición de los gobierno del PRI y el PAN de la entidad. Los empresarios vieron crecer su negocio bajo la administración del priista Aristóteles Sandoval.

La familia Hawa Gresati no se mantuvo en la clandestinidad (ni ellos ni su riqueza), incluso, contrataron los servicios del periódico Mural del Grupo Reforma en su sección “Gente Bien” para cubrir un evento religioso el día 30 de marzo de 20179. Los Hawa Gresati aparecen en primera fila posando junto a otras familias acaudaladas de Jalisco.

__

Historia de Claudia Ocaranza y Ricardo Balderas, editada por Eduard Martín-Borregón.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *