Pobladores desconocen el proceso de “Diálogo social” del NAICM que realizó un priísta


2018-09-05  | 
|  Compartir en:

El informe denominado Diálogo social1 con el que pretenden justificar la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM), es desconocido para los pobladores de Atenco y Texcoco.

Integrantes de las comunidades del antiguo Lago de Texcoco aseguran para RindeCuentas.org que jamás fueron consultados por el Centro de Estudios e Investigación en Desarrollo y Asistencia Social, A.C (CEIDAS), institución que cobró al Gobierno Mexicano más de 68 millones de pesos por realizar el documento, y que además, es dirigida por el exfuncionario priísta, Mario Luis Fuentes Alcalá.

El director de CEIDAS, Fuentes Alcalá, posee largos antecedentes en la función pública. Trabajó para la administración federal en los sexenios de Carlos Salinas de Gortari y Ernesto Zedillo Ponce de León, fue director del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en el 2000, Director General del Sistema DIF (1994-1999) y director del Consejo Nacional de Fomento Educativo (CONAFE) en 1992-19932, entre otros.

También ha sostenido un perfil como activista y opinador. La actividad de su organización civil es principalmente replicada en dos medios de comunicación de su absoluto control mexicosocial.org3 y marioluisfuentes.org4, o bien, en boletines de prensa del senado o en su columna en el diario Excelsior.

La A.C que Mario Luis representa es un enigma. CEIDAS, A.C posee solo tres antecedentes sobre su trabajo de cohesión social con el tema de trata de personas. Dos de los trabajos son inaccesibles, y el tercero data del 2013, referente a la elaboración de “Buenas practicas internacionales para combatir la trata de personas”5.

 

 

El modo en que operó y consiguió financiarse

El fondo con el que se le pagó a la organización CEIDAS, surgió tras lograr el financiamiento para el Plan Maestro Social que daría el “visto bueno” a los proyectos de sociabilidad para el Nuevo Aeropuerto. Ese papel pretendía, además, garantizar la consulta y la exploración de la zona junto a la opinión de los habitantes que circundan o habitan el Lago de Texcoco.

Pero la opacidad es la norma. Pese a que el documento se encuentra categorizado en el portal de datos abiertos del NAICM, es inaccesible debido a que jamás se subió a la plataforma de transparencia6. Sin embargo, gracias a una filtración, este medio de comunicación pudo tener acceso al documento.

El monto supera los 68 millones de pesos y el contrato le fue otorgado en invitación a tres participantes por el Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México, S.A. de C.V., empresa del Estado encargada de: “Asegurar su adecuada gestión, maximizando el potencial del aeropuerto y contribuyendo al desarrollo de la región”7.

Pero la realidad dista mucho de lo que las autoridades y la A.C describen, principalmente por que los problemas que derivan del inicio de obras, ahora sostienen una maquinaria difícil de combatir. El nuevo aeropuerto no viene solo.

Atenco y Texcoco por la defensa del territorio

Rocío Eslava de la organización Serapaz detecta una clara distorsión del discurso y un manto de corrupción que las autoridades han querido ocultar:

“El proyecto del nuevo aeropuerto no tiene una visión social, es totalmente económico, es un negocio disfrazado de utilidad pública (…) Todas las personas de la comunidad están atentas ante las visitas de extraños, es por eso que de haber realizado un trabajo que implicaba ir de puerta en puerta, nos habríamos enterado, lo que pasa es que el proyecto ha tenido tantos casos de corrupción, que ahora no tienen con qué taparlo”, explicó.

Nadie conoce el informe. En múltiples entrevistas realizadas por este medio de comunicación, tanto las autoridades comunitarias como quienes lideran los movimientos sociales y que sí han acompañado a los pueblos, viven una realidad muy clara: Agresiones, violencia, contaminación de sus viviendas, trabajo precario y forzado, destrucción de patrimonio histórico, censura y despojo, son su relación común con la realidad.

Pero ninguna de estas realidades es abordada por el CEIDAS. Habitantes como América del Valle, desconocen si hay iniciativas que puedan estar interviniendo, pero sí denuncian una lucha por apoderarse del discurso. El origen es la censura.

“Hay una restricción en las comunicaciones, quienes trabajan en las obras del aeropuerto no pueden sacar fotografías, no pueden usar el celular para que la gente no pueda denunciar. Ellos mismos en sus testimonios han dicho que ha habido fuertes accidentes y nadie los ve”, asegura Del Valle. Pero la censura no se queda en la construcción.

“Los pueblos jamás han sido consultados, informados y mucho menos se han discutido alternativas posibles. Han tenido que acudir a mentiras. Quienes se dicen representantes de los pueblos han actuado acorde a los intereses que les han dictado desde el gobierno estatal y gobierno federal, se ha tenido que convivir con un desgobierno que no nos representa”; la toma de decisiones es apócrifa, concluye.

En resumen para América, lo ocurrido por la intervención de actores es que están tratando de ocultar una verdad imposible de esconder: Los pueblos jamás fueron consultados.

Los novatos millonarios

El propio documento de fallo expone a la A.C. de Fuentes Alcalá como inexperta en el tema, pero no explica porqué se le otorgó el contrato.

Los tres concursantes, CEIDAS, A.C., Estrategia de Acompañamiento y Servicios Educativos, S. de R.L de C.V. -propiedad del doctor Miguel Székely Pardo, egresado del ITAM y exvicepresidente del Comité Territorial de las Políticas de Desarrollo de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE)- y el Centro de Información Administrativa, A.C. -sin ningún tipo de registro como donataria en datos.gob.mx-, fueron evaluados por la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, según lo estipulado en el folio AI-009KDH999-EI45-2016 del que RindeCuentas.org posee una copia8.

Ahí mismo aparecen los aspectos a evaluar de las organizaciones concursantes, por ejemplo: Capacidad; número de consultores junior y senior; número de consultores; liderazgo del proyecto; dominio de aptitudes; capacidad de recursos económicos; plan de trabajo propuesto; entre otros.

La calificación máxima que las organizaciones podían tener sobre los aspectos a evaluar, era de 90.00; CEIDAS obtuvo 76.50 siendo el liderazgo en el tema, el conocimiento sobre la materia de objeto, plan de trabajo y presupuesto, sus aristas más débiles o en las que peor calificación obtuvo.

Y remata que el motivo por el cual fueron descalificadas las otras dos A.C. es por la falta de entrega de documentación solicitada en la convocatoria. Al Centro de información administrativa le faltó una copia simple de su declaración fiscal de 2014 y 2015, y copia simple de identificación; mientras que a Estrategia de acompañamiento y servicios educativos le faltó también una copia simple de la declaración fiscal de 2015.

El nombre y cargo del servidor público que emite el fallo a favor de CEIDAS es Gerardo Fco. Hernández Romero, gerente de concursos.

 

El documento de 225 páginas por el que se pagó más de 68 millones de pesos, concluye con la afirmación de que la máxima preocupación de las comunidades es el aumento de tráfico de vehículos. América del Valle, molesta responde: “¿El dato final que levanta CEIDAS es que la mayor preocupación de la población es el trafico de vehículos, de verdad? Me parece una verdadera ofensa, esta lucha es por el derecho a la tierra”.

____

Historia de Ricardo Balderas, editada por Eduard Martín-Borregón.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *