Correos de México lleva tres años a la orden de DHL


2017-03-08  | 
|  Compartir en:

Existe un contrato entre SEPOMEX y Deutsche Post DHL firmado el 15 de diciembre de 2013, donde es la empresa privada quién contrata al Servicio Postal Mexicano (comúnmente conocido como Correos de México). El contrato1 entre las dos empresas de correspondencia, mensajería y paquetería, que se había mantenido en secreto hasta esta publicación de RindeCuentas.org, tiene cláusulas evidentemente favorables a la compañía privada que, además, está controlada por el gobierno alemán.

El documento –“contrato distribuidor autorizado DHL” dado a conocer a través de una solicitud de información– permite que SEPOMEX, dirigida actualmente por Elena Tanus Meouchi2, “ofrezca, comercialice, venda y cobre por nombre y cuenta de DHL” los servicios de “mensajería y paquetería desde y hacia ciudades en las que DHL tiene cobertura nacional e internacional”. Es decir que, en los 27 mil puntos de servicio de SEPOMEX, que cubren el 98 por ciento del territorio nacional (según correosdemexico.com.mx) se pueden ofrecer los servicios de DHL (de mensajería y paquetería internacional, no los de correspondencia).

Lo que no era público hasta hoy es que Deutsche Post DHL tiene derecho a cambiar las tarifas con 15 días de antelación, escoger las oficinas de Correos de México donde se realiza el servicio y no realizar envíos que no estén exclusivamente etiquetados con su marca, entre otros puntos. Además, la empresa de gobierno recibe solamente el 40 por ciento de cada envío que comercialice para DHL y el cobro se realiza 30 días despúes de la entrega del reporte de envíos.

SEPOMEX aclaró en su respuesta a la solicitud de información que “no existen ventajas o beneficios especiales o diferentes al haber firmado la alianza con el Deutsche Post DHL, de los que podrían obtener otros Operadores Designados o empresas. El beneficio que se consideró es el deseo de ambas partes de ampliar su relación comercial para generar oportunidades de negocio que sean necesarios para cubrir proyectos individuales, tareas o proyectos, con los que el Servicio Postal Mexicano diversifica su oferta con envíos internacionales de paquetería, aprovechando su infraestructura”.

En la solicitud no explica porqué firmó con DHL y no invitó formalmente a la competencia a algún acuerdo con los mismos términos. Estas preguntas, junto a una petición de explicación de los despidos, fueron diriguidas a Fausto Márquez, gerente de información y difusión de SEPOMEX, pero al cierre de la edición no había respondido a las mismas.

SEPOMEX se reestructura

A inicios de 2013, SEPOMEX anunció que entraría en un proceso de reestructuración, lo que se justificó con la puesta en marcha del Programa Sectorial de Comunicaciones y Transportes 2013-2018, que marca modernizar al Servicio Postal Mexicano a través de “sinergias” con otras entidades, públicas y privadas3.

Ya ese año (2013), según lo dio a conocer la Auditoría Superior de la Federación en 2015, Correos de México había incurrido en irregularidades, como condonar millones de pesos a empresas y gobierno (en el Informe de la Cuenta Pública 2013), lo que ponía a SEPOMEX en una posición menos favorable para alcanzar una rentabilidad adecuada y más cercana a estar en déficit, como lo ha estado desde entonces.

La Unión Postal de las Américas, España y Portugal4 (UPAEP, una asociación intergubernamental que promueve la cooperación entre los operadores de correos de los países miembros a la cual México pertenece desde 1921), financió5 en octubre de 2013 al gobierno mexicano para hacer el Plan Integral de Reforma y Desarrollo Postal (PIDEP) de México. En este plan, para el que se presupuestó un costo de 4,628 millones de pesos6, se determinaron las líneas para dicha modernización, según anunció Yuriria Mascott Pérez, directora del organismo desde diciembre de 2012 a octubre de 20147. Para tener perspectiva, en 2013 SEPOMEX tuvo ingresos de 2 mil 544 millones 669 mil pesos. Es decir, cerca de la mitad del costo de tal programa.

El contrato entre la empresa de gobierno y la alemana fue firmado en diciembre del mismo año por Patricia Cravioto Galindo, apoderada legal de SEPOMEX, y Luciano Antonio Arranz, director general de DHL Internacional de México, S.A. de C.V. (que en 2002 había sido adquirida por Deutsche Post). La Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) – de la que depende SEPOMEX– anunció el contrato como “convenio celebrado con el Correo Alemán”8, que se enmarcaba en el Programa Sectorial de la Secretaría.

Dos meses despúes de la firma, en febrero de 2014, Frank Appel, director de Deutsche Post DHL, fue recibido por Yuriria Mascott, directora general de SEPOMEX al momento, en el Palacio Postal del Centro Histórico de la Ciudad de México9. Frank Appel llegó a la presidencia de la firma alemana en 2008, después de que Klaus Zumwinkel, quien por 18 años presidió la compañía, renunciara por acusaciones de evasión de impuestos10.

A inicios de 2013 entró un nuevo Coordinador en las áreas técnicas, labor de supervisión, manejo de recursos financieros y humanos en la Coordinación General de Logística y Operación en el Servicio Postal Mexicano. Se trató de Rafael Gerardo Couttolenc Güemez11, que durante seis años fue Vicepresidente Sr. en DHL Latinoamérica.

DHL, el socio con privilegios

“Varias empresas dijeron que querían participar en convenios como el de DHL. Yuriria Mascott nos dijo que sí, que se pusieran en contacto con Rafael Couttolenc”, explicó Manuel Armendáriz Etchegaray, vocero de la Asociación Mexicana de Mensajería y Paquetería, A.C. (AMMPAC12) a RindeCuentas.org. “Dijo que tomáramos la iniciativa y volviéramos con propuestas13.”

No es la primera vez que las empesas de la AMMPAC se inconforman con un trato “especial” entre SEPOMEX y DHL. Ya en 2005 hicieron un desplegado alertando sobre la firma de un contrato entre la empresa y el organismo de correos entre otras situaciones irregulares que sucedían en la industria ante la falta de acción de SEPOMEX14. Al igual que en 2013, SEPOMEX no clarificó las condiciones del contrato.

El Departamento de Comunicación de Estafeta, miembro de la AMMPAC, señaló que la empresa había insistido a SEPOMEX durante un año para concretar una alianza y aún no sabe las razones por las que no prosperó. En declaraciones a RindeCuentas.org, el departamento dijo “hasta donde sabemos no hubo licitación alguna sobre el contrato que tiene SEPOMEX con DHL, en su caso, Estafeta no fue convocada. Por lo anterior no tenemos información que ofrecer al respecto”.

MultiPack/FedEx también sostuvo pláticas con SEPOMEX para ser ellos quienes ofrecieran el servicio internacional. En 2014, después de que el contrato fuera firmado con DHL, las conversaciones entre el ente público y la empresa privada seguían, pero no se anunció que llegaran a ningún acuerdo15. Ese mismo año, Correos de México informó estar buscando alianzas con las cinco grandes de paquetería (DHL, MultiPack/FedEx, UPS, Estafeta, RedPack) y con otras más pequeñas16 e incluso dijo haber ofrecido el esquema de convenio a otras empresas.

No hay documentos que prueben que SEPOMEX haya invitado o exhortado a hacer alianzas estratégicas a otros Operadores Designados Públicos o Privados en el mundo. A pesar de que en comunicados, SEPOMEX se mostró abierta a tener ese tipo de alianzas, en la solicitud de información realizada para esta investigación, reconoció que más allá de esa reunión posterior al contrato, no hay documentos que prueben que exhortó o invitó a otras empresas a una alianza.

El contrato entre DHL y SEPOMEX no sólo ha cerrado las puertas a la competencia, sino que pone en duda la soberanía de México de regular su propio servicio postal y confirma que Correos de México sirve a intereses privados que son controlados por otro gobierno. Lo que se ha venido cocinando desde hace años entre la empresa y el gobierno ha provocado incertidumbre sobre el futuro o la misma existencia de SEPOMEX y por tanto, de las condiciones para sus trabajadores.

Lee: Correos de México despide a cientos de forma irregular.

Historia de Claudia Ocaranza, editada por Eduard Martín-Borregón. Investigación realizada en colaboración con El Contribuyente.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *