PEMEX presiona a sus empleados para donar al Teletón


Correo electrónico Campaña Teletón PEMEX
Correo electrónico Campaña Teletón PEMEX
2016-12-01  | 
|  Compartir en:

Etiquetas:

Méxicoleaks

Investigación realizada a partir de información recibida a través de Méxicoleaks

Una serie de correos electrónicos, un tabulador que marca montos económicos y una hoja de registro, son las herramientas que Petroleos Mexicanos (PEMEX) usa en su modus operandi para presionar a sus empleados de confianza para que donen a Fundación Teletón, de acuerdo con documentación recibida a través de la plataforma Méxicoleaks. Esta práctica, realizada desde hace años, según lo confirmado por la alianza Méxicoleaks, viene desde la propia dirección general de la ahora empresa productiva del estado.

La cara oculta de la “Campaña Teletón” en PEMEX incluye una serie de correos electrónicos, donde claramente se define que “la participación está conformada por un Concierto más un donativo definido por nivel”. Los boletos del concierto, que este año fue el 30 de noviembre y de Los Ángeles Azules, tienen que ser repartidos entre los subgerentes y tienen un costo de 600 y 800 pesos. Mientras que las donaciones son requeridas a los empleados de confianza.

“Desde el Director General de PEMEX tiene el contacto con la Fundación Teletón. Entonces ellos hacen el acuerdo para establecer el concierto y que sea deducible de impuesto inclusive. Esto se va permeando a todas las subdirecciones, a todas las gerencias y va bajando todos estos niveles. El enlace principal es la dirección general de PEMEX”, dijo en entrevista Sergio Moreno Basurto, Coordinador de PEMEX Corporativo.

Pero la orden desde dirección general no es una práctica nacida de la administración de José Antonio González Anaya, director actual de PEMEX. De acuerdo con un ex empleado jubilado desde el año pasado después de 34 años de servicio, desde sus épocas se pedía ese tipo de donaciones para Teletón y otras campañas, como Cruz Roja. La presión, a decir del ex funcionario, “es muy sutil, igual y dices que no, no te va a pasar nada, no te pueden hacer nada, pero es que te traigan entre ojos”, dijo a Méxicoleaks.

A pesar de que tanto Moreno Basurto, como José Antonio Dorbecker, representante de relaciones públicas, medios y contenidos de Fundación Teletón, defienden que se trata de aportaciones voluntarias, sí existe un tabulador que indica a los trabajadores cuánto dinero han de “donar”. Del nivel 8 al 35, 300 pesos; del 36 al 40, 350 pesos; y del 41 al 48, 600 pesos, según un correo enviado por Moreno Basurto con el asunto “Mecánica Colecta Teletón-PEMEX-DCPNTI”, mismo que el Coordinador negó, en entrevista con Méxicoleaks, haber enviado.

Cada gerente tiene como responsabilidad llevar el monitoreo de los donativos que sus subalternos van haciendo, según la documentación filtrada. Los empleados tienen que reportar cuando hicieron su donación, misma que se captura en una tabla donde se indica el nombre del trabajador y su aportación. Desde el 18 de noviembre al 1 de diciembre cada viernes se envía ese reporte de avance de depósitos y compra de boletos para el concierto al coordinador de área, como se indica en un correo enviado por Elizabeth Guardia Chalela, especialista del Departamento de Procesos de Negocio y Tecnología de Información (DCPNTI) de PEMEX1.

teleton2

Cuenta 8192, la clave de la alianza Teletón-PEMEX

Según Dorbecker, las empresas tanto gubernamentales como privadas depositan lo recolectado por los empleados en la cuenta 9999, “que está auditada, revisada ante notario público. Es absolutamente transparente. No es que la empresa lo entregue a su nombre”.

Eduardo Marín, coordinador del área de información y prensa de PEMEX no niega la existencia de los correos, pero insiste y asegura que PEMEX no revisa quién respondió a la “solicitud de aportación”, sino que sólo “se encarga de darte el comprobante de lo que depositaste porque es deducible, como lo hacemos con la Cruz Roja, con tu RFC. PEMEX hace ese labor de apoyo social. Pero PEMEX no pone un centavo institucional, es de los trabajadores”, dijo a Méxicoleaks.

Pero según la información filtrada, los empleados de PEMEX depositan a una cuenta individual dada de alta en Banamex, para después poder solicitar individualmente y a través del portal de Teletón, es decir, sin interferencia de PEMEX, un recibo deducible de impuestos desde una cuenta de donante corporativo que tiene la empresa del estado.

PEMEX tiene mecanismos de control para la recaudación de dinero, ya sea los correos electrónicos o la hoja de avances de donaciones, pero también el propio sitio del Teletón, www.teleton.org, donde queda registrado todo al momento que los empleados solicitan su recibo deducible.

Los empleados acceden al Portal de Empleados con la clave “PEMEX8192” y dan click en Login. Ahí tienen que capturar los datos de su ficha de depósito, el número de autorización, el importe donado y sus datos fiscales, según las instrucciones enviadas en los correos electrónicos y filtradas a Méxicoleaks2.

Basta con teclear un RFC de empleado en el Portal de Recibos Electrónicos del Teletón para ver el monto, la fecha y el estatus del recibo (facturada, solicitada o error), mismo que estará invariablemente vinculado a la cuenta 81923. Con este proceso más el reporte de donaciones semanal controlado por los coordinadores, los donativos de los empleados están lejos de ser anónimos.

Responsabilidad social opaca

“Teletón realiza una campaña anual desde 1997 y las empresas e instituciones realizan una campaña de responsabilidad social a lo largo del país”, dijo Dorbecker, de Fundación Teletón a Méxicoleaks.

PEMEX califica lo donado a Teletón como colecta institucional dentro de su reporte de sustentabilidad de 20154, donde indica que ese año se recaudaron más de 3 millones de pesos; sin embargo, no habla sobre las formas de conseguir ese dinero: a costa de los propios empleados. Ni una sola ocasión se menciona a la famosa “Campaña Teletón”, -nombre que se le da al proceso de recaudación en los correos electrónicos- los conciertos, o los donativos de los empleados.

La empresa productiva del estado tampoco califica las donaciones en su reporte de Donativos y Donaciones. El año pasado PEMEX dio casi dos mil millones de pesos a diferentes gobiernos y asociaciones; sin embargo, ni Fundación Teletón, ni ningún Centro de Rehabilitación Infantil Teletón (CRIT) estatal aparece como beneficiarios5. Es decir, PEMEX no reporta donaciones del presupuesto propio para el Teletón; sino como vía entre la fundación y los empleados.

PEMEX no dona al Teletón como ente productivo del estado ni como empresa, más bien maneja las donaciones como aportaciones individuales de los empleados. “No es un cheque que PEMEX de al Teletón. No es corporativo. Ni PEMEX realiza el depósito al Teletón. Cada uno de nosotros realiza el depósito que tiene una referencia de PEMEX. No son montos fijos, es sugerencia”, dijo Marín.

Aún así, de acuerdo con el empleado ya jubilado el “Comité de Damas Voluntarias, comandado por la esposa del director general y conformado por las esposas de gerentes, subdirectores y puestos más altos, diseña la campaña y ya después en una ceremonia el director es el que entrega el donativo”.

Patronato de poder y relaciones

El patronato de la Fundación Teletón está conformado por presidentes de medios de comunicación, de empresas y de otras fundaciones6, quienes “contribuyen a encaminar la evolución y el cumplimiento de los objetivos”. Está presidido por Fernando Landeros Verdugo7, quien también es fundador del Programa Lazos y formó parte de la Fundación México Unido. También fungen como parte del patronato Emilio Azcárraga Jean, presidente de Grupo Televisa y Alejandro Ramírez, presidente de Cinépolis8. Ambos forman parte del Consejo Mexicano de Negocios, el grupo empresarial con más influencia del país del que Ramírez es presidente9. A su vez Landeros Verdugo, Azcárraga Jean y Ramírez han formado parte del patronato de la asociación Mexicanos Primero10.

En el Consejo Mexicano de Negocios Azcárraga Jean y Ramírez coinciden con Carlos Slim Domit (heredó el asiento de su padre, Carlos Slim Helú, en el consejo), presidente de Grupo Carso y Telmex y patrono del Teletón. Relacionada con los Slim, también se encuentra en el patronato Sissi Harp Calderoni, hija del empresario Alfredo Harp Helú y presidenta de la Fundación con el mismo nombre, la cual es donante directa del CRIT Oaxaca11.

Alejandro Vargas Guajardo, presidente de MVS Radio también forma parte del patronato de Fundación Teletón. En el portal de la fundación MVS tiene una “alcancía digital” habilitada para el equipo de ese grupo radiofónico. La meta que trazaron para este año fue de 2 millones de pesos. Hasta ahora reportan un acumulado de cero pesos12. A su vez CMR, unidad de negocio junto con MVS Radio y MVS Comunicaciones, no tiene al Teletón como un pilar de su responsabilidad social corporativa, pero sí hace mención de contratar a personas con discapacidad procedentes del Teletón13.

Juan Diego Gutiérrez Cortina14 además de ser parte del patronato de Fundación Teletón es presidente de Gutsa Construcciones. Empresa que a pesar de que en 2011 fue inhabilitada para hacer contratos con el gobierno por incumplir con la reparación de la autopista del Sol, obtuvo la licitación para la construcción del monumento de la Estela de Luz del bicentenario de la Independencia15. Gutiérrez Cortina es accionista también de la empresa Epccor, que es propiedad de sus hijos José Miguel Gutiérrez Sainz, Juan Diego Gutiérrez Sainz e Ignacio Gutiérrez Sainz. Esa compañía ganó contratos con el gobierno y con PEMEX, a pesar de que la ley marca que aquellas empresas relacionadas con otras que estén inhabilitadas no podrán ser contratistas del estado16.

En el patronato también están propietarios y altos directivos de medios de comunicación como Mauricio Vázquez Ramos, presidente del Periódico Ovaciones17; Francisco Aguirre Gómez y Carlos Aguirre Gómez, directores generales de Grupo Radio Centro18 y su filial OIR Laguna; Juan Francisco Healy Ortiz, presidente de El Universal; Francisco Ibarra López, presidente de Grupo ACIR; Francisco González Albuerne, presidente de Grupo Multimedios y Grupo Milenio; Javier Pérez de Anda, presidente de Grupo Radiorama; y Olegario Vázquez Aldir, presidente de Grupo Empresarial Ángeles.

Otros patronos son Adrián Aguirre Gómez, presidente del Instituto Mexicano para la Competividad (IMCO); Antonio Leonardo Castañón, presidente de Farmacias del Ahorro, que cada año vende el botiquín especial del Teletón19; Javier Sordo Madaleno, presidente de Sordo Madaleno y Asociados20; Andrea Hernández Velasco de Legorreta, presidenta de Fundación Legorreta Hernández; y Gerardo Limón,, presidente de Nacional Monte de Piedad.

En los últimos años Fundación Teletón ha declarado que sus ingresos han ido a la baja. Según sus reportes de 2014 a 2015 en materia de colectas y donativos tuvo una baja de alrededor de 160 mil pesos, lo cual ha impactado en la cantidad de niños beneficiados y de centros de rehabilitación mantenidos y construidos21.

El Teletón es un espacio más de la élite mexicana para limpiar su imagen demostrando un supuesto compromiso con los más vulnerables del país. Una técnica de lavado de imagen, que no hacen a costa de su dinero, sino a través de presionar a los empleados de una empresa paraestatal a donar el dinero de su sueldo para que ellos parezcan solidarios y comprometidos. En otras ocasiones son estos mismos patronos quienes se cuelgan del Teletón para vender bienes y servicios, aludiendo a que todo el dinero irá a la ayuda de niños y niñas con discapacidad.

Historia de Claudia Ocaranza, editada por Eduard Martín-Borregón

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *